Supernova

supernova

Tengo un deseo muy minúsculo
tan minúsculo que abarca todo.
Un deseo cuántico
que explica nuestro universo

Quiero sentirte vulnerable,
verte quebrar una y otra vez.
Memorizar cada insignificante fragmento
hasta armar de nuevo tu ser
Reparar las fractura
Vivir en las grietas
Dedicar mi vida a tu fragilidad

Muéstrame tus fisuras
Enséñame  tus heridas
No me ocultes tu historia
No te reserves letras

Dame tu intimidad
Dame tu vida
Enséñame a amarte
Enséñame a vivirte
Desde el origen
de un inminente destello
hasta volvernos polvo de estrella.

Daniel Amato
twitter-64  instagram-64
bn

Mirada al pasado

pasado

Tengo el placer de narrarles mi historia.
Todo empezó desde que era un niño, y justo ahí es donde termina.

Un día como cualquier otro vi desde mi balcón unos pequeños puntos brillantes blancos en el cielo. Mi padre me enseñó que esos destellos eran estrellas, y que están muy muy lejos.

Ya habiendo terminado mi carrera, en cada de momento de estrés subía a mi terraza, colocaba una manta en el suelo, y me tumbaba sobre ella a recordar las palabras de mi difunto padre. Algo que sin duda llamó mi atención fue el hecho de saber que el brillo de una estrella que percibimos cada noche ha estado viajando en el espacio por mas de 10 años. Me Parecía fascinante tener el privilegio de ver el pasado desde mi terraza.

Un domingo, recuerdo, fue un día muy especial, fue el día en que compré mi primer telescopio. Lo armé. Medía un metro y medio, de color sepia con detalles en dorado. Esperé que cayera la noche para poder estrenar mi nueva adquisición. Cuando el reloj ya marcaba las 9:15pm y la ciudad empezaba a dormir, me dispuse a observar a través de la mirilla. Esa noche pude observar como era el universo. Algunas estrellas que estaba viendo habían emitido su rayo de luz hace ya varios años y yo recién las descubría. El reloj ya marcaba las 10:36pm y una estrella blanca y pequeña llamó mi atención. Pasé horas en la misma posición, observándola. La ultima vez que mire el reloj marcaba las 11:59pm. Seguí contemplando el cielo nocturno por tanto tiempo que perdí la noción de todo lo posible, sin saber más de mí.
A la mañana siguiente cuando desperté me noté recostado en el sofá, arropado hasta los pies. Me levanto bruscamente y al ver mis manos presumí que algo ocurría. Corrí al espejo y noté de inmediato que mi cara ya no tenía arrugas, no lucía cansada, era mas fresca y radiante, el cabello era más brillante. Confundido, atónito, inmóvil, un llamado me regresa a mi estado consciente. Era mi padre anunciando la hora del desayuno.

 

 

Daniel Amato
twitter-64  instagram-64
bn

Sirius

Artista
Creativo
radiante y ardiente
Mundo interno
Sentimientos profundos
Personajes ajenos a su ser

Les narraré una historia basada en hechos no reales con un toque de certeza.

Sirius era un joven solitario, muy tranquilo y considerada sombrío por la mayoría. Sigiloso y místico. Su pasión por el arte era tan inmensa como sus deseos de conocer el universo.

En otoño, cuando las hojas se dejaban vencer por el viento, y cuando la soledad acechaba detrás de cada árbol tallado, Sirius podía ser él mismo, y explotar en mil pedazos que se fusionaban en una obra de arte. Su gran admiración por la naturaleza y sus dotes para representaciones gráficas le hacían expresar su deferencia por el mundo.

Nadie podía entender a Sirius, lo que soñaba cada noche, lo que sus textos contaban.
Sus únicos amigos verdaderos eran sus diseños y sus libros de ciencia y poesía. No tenia ningun otro ser que la comprendiera tanto como un buen lápiz de grafito.

Sirius nunca pudo comprender las sociedades, a la humanidad, a la gente. Lo que ellos valoraban, para Sirius no eran mas que banales inventos. Vicios, creencias, comportamientos, prejuicios. Todo le resultaba una locura. Sin pensarlo mucho, siempre criticaba cada accion que consideraba primitiva o carente de significado. Y se divertía en ocasiones de la conducta humana y su “involución” según él mismo lo describía. Era amante del universo, mas no de lo que en él habita.

Quería volar, quería conocer, quería experimentar y sentir lo que realmente merece la pena.

Una noche estrellada, hundido en el desespero, decidió hacer que todo valiese la pena. Consultó a luna, esta, quien miraba inquieta desde el balcón, le respondió

— A mi lado lograras tu sueño.

Sirius, valiente y decidido, no vaciló. Escuchó sin temor cuando una oleada de aire entró. Esos fueron los últimos minutos en la tierra.

Hoy día, Sirius aun vive con nosotros, nos observa cada noche, nos acompaña y protege. Nos recuerda lo importante que es la admiración a la vida, de otra forma no tendría sentido. Mientras los mortales perecen sepultados bajo la tierra, Sirius ascendió a cumplir sus sueños como reconocimiento por su sabiduría plena, y acompaña a otros seres que supieron reconocer lo que realmente vale la pena.

Por eso, Sirius, la estrella mas brillante del cielo nocturno, situada a 8,6 millones de años luz de nuestra tierra, en la constelación Canis Mayor, siempre brillará y te guiará hasta que logres tus sueños.

Daniel E Amato y Eleamny Sivira


Mr Shadow

Mr Shadow, misterioso como la noche, profundo como el océano, brillante como la luna. Siempre lleno de inquietudes, siempre lleno de dudas, y con algo por decir. Vive en un mundo paralelo, No puede estar en ambos lugares al mismo tiempo, aunque sin mover un solo dedo, ni hacer el más mínimo esfuerzo, puede visitarlos cuando desee. Para algunos es sombrío, para otros es deslumbrante. ¿Cómo puede Mr Shadow ser tan contrastante?

Brilla el sol como la más grande estrella que es

A veces cuando amanece Mr Shadow es muy servicial y colaborador. Siempre atento y muy activo. Algunos dirían que “construye” una sociedad. De día alumbra y da energía vigorizante. Lo externo es su fuerte, lo extrínseco su amigo y el ambiente es siempre colorido. Un buen día conoció a la Señora L. Una dama sin igual. Muy sociable y extrovertida. Muy similar a Mr Shadow, con quien ya ha compartido varios de sus días. Parecía que tendría un buen desenlace, cuando al ocultarse el sol, Mr Shadow y la Señora L dejaron de compartir sus intereses repentinamente.

Las estrellas aparecen entre las nubes que las tratan de opacar

Algunas noches, Mr Shadow es menos atento, más callado y misterioso.  Algunos dirían que explora su lado artístico. De noche, entre incógnitas y secretos, pero más tranquilo y relajado, se siente en su habitad. Lo interno es su fuerte, lo extrínseco su enemigo. Las palabras adquieren valor y los sentimientos cobran sentido. Su alma se refleja en cada acción que realiza, su interior es pintado en cada trazo que realiza, es descrito con cada palabra que anota. Simplemente es enamoradizo. Muy pocas personas llegan a conocer el arte de Mr Shadow, pues es muy celoso. La Señorita D, quien parecía ser una persona despreocupada por el arte y los mares profundos que ocultaba Mr Shadow, resulto en realidad ser una de las personas que logro entrar a este solitario mundo, pero tanta agua al parecer la ahogó.

El gran fenómeno de la fusión improbable

El sol brilla por sí solo, pero la luz impide verlo. La luna no tiene luz propia, pero el brillo eterno del sol la resalta en la oscuridad de la noche. Puedes ver más a la luna que no tiene luz, que al sol quien al tenerla te ciega al verla. ¿A quién no le gustaría ver el día y la noche al mismo tiempo mientras los niños esperan ver a Mr Shadow en el eclipse de su vida?, ese fenómeno completamente fusionado.

Mr Shadow, misterioso como la noche, profundo como el océano, brillante como la luna. Siempre lleno de inquietudes, siempre lleno de dudas, y con algo por decir. Tiene una duda más:

-“¿Existirá en el mundo alguien capaz de soportar el día y la noche como lo hago yo?”-

 

 Daniel E Amato